México, ¿la nueva China de América Latina gracias al ‘nearshoring’?

La inversión extranjera directa en México ha crecido de manera importante. Durante los primeros seis meses de 2022, las autoridades mexicanas reportaron una cifra preliminar de inversión extranjera directa (IED) de 27.511,6 millones de dólares, cifra histórica… El ‘nearshoring’ ya es una realidad para México, apuntan expertos. ¿Podrá este país ser una próxima potencia regional y mundial gracias a esto?

Damasco, 1 dic (SANA) El ‘nearshoring’ ya es una realidad para México, apuntan expertos. ¿Podrá este país ser una próxima potencia regional y mundial gracias a esto?

El contexto geopolítico en el que se vive una batalla comercial entre Estados Unidos y China, así como dos años de pandemia por COVID-19 que reconfiguraron la cadena industrial, han generado que las empresas volteen a ver a México, un país que bien podría sacar provecho de esto gracias al nearshoring, que es la estrategia de externalización por la que una empresa transfiere parte de su producción a terceros que, a pesar de ubicarse en otros países, priorizan su localización cercana a los destinos mercantiles y con una zona horaria semejante, de acuerdo con Thomson Reuters.

Según con el reconocido analista de negocios Enrique Galván Ochoa, el nearshoring en México ya es una realidad. Sin embargo, el país aún debe trabajar por garantizar los espacios y condiciones adecuadas que atraigan a los inversionistas.

“Estoy sorprendido de la manera como se están instalando empresas nuevas en esa franja de la frontera norte [de México]. Te hablo de Baja California, pero también tengo noticias de que está sucediendo algo igual en Ciudad Juárez, en Chihuahua y también en Tamaulipas”, apunta el experto en una entrevista con Sputnik.

“Las condiciones actuales son óptimas para que el fenómeno prenda, que ya está prendiendo, y que se convierta en una situación que sea una explosión de carácter económico en la frontera, tanto viendo la frontera del lado mexicano como del de EEUU. Ya está siendo una realidad”, indicó.

Galván Ochoa señala que “no todo es color de rosa” y el país tiene limitaciones, siendo una el desabastecimiento de agua en la zona fronteriza con Estados Unidos, específicamente en Tijuana, en donde, asegura que ya no hay bodegas.

“No hay donde se instalen las empresas”, aseguró. “Va a ser necesario construir parques industriales”, agregó.

De acuerdo con Raúl Ignacio Morales Chávez, economista y académico de la Universidad Nacional Autónoma de México, el nearshoring no es algo nuevo en México, pues desde los años 60 este fenómeno tuvo lugar en el país, en la frontera norte, cuando se instalaron las maquiladoras vinculadas a las norteamericanas.

Sin embargo, indicó el especialista en una entrevista para este medio, actualmente se está experimentando una reconfiguración de las grandes regiones económicas motivada, principalmente, por los efectos de la crisis de 2007 y 2009, así como la pandemia por COVID-19.

“Antes de 2011, Estados Unidos era el principal vendedor del mundo, por tanto, a él le abastecían las materias primas, le daban todo lo necesario para generar. A partir del año 2012, 2013, eso cambia. EEUU pierde la hegemonía de ser el principal vendedor del mundo y este liderazgo lo toma China”, explicó.

Y es que el país latinoamericano tiene grandes ventajas para invertir siendo la principal, coinciden los expertos, su cercanía geográfica y comercial con Estados Unidos.

“Indiscutiblemente, la cercanía al mercado de consumo. Eso es lo más importante, cruzas una calle y ya estás en Estados Unidos”, dijo Galván Ochoa, quien indicó que el producto interno bruto (PIB) que se registra en la zona fronteriza del país ronda el 6%, mientras que en el resto de México la cifra es del 3% o 4%, lo que es un efecto del nearshoring.

Al respecto, Morales Chávez señaló que además México tiene una fuerte capacidad productiva, así como ventajas ante Estados Unidos en el marco del T-MEC, lo que podría incentivar la inversión de empresas norteamericanas.

Ambos especialistas en temas económicos coincidieron en que uno de los sectores que podrían voltear a ver a México es el tecnológico, sobre todo en cuanto a la producción de baterías de litio, un mineral que hay en territorio mexicano.

“Ese puede ser un filo muy importante y también puede ser un factor muy importante, la fabricación de componentes de la industria manufacturera, que ha habido una escasez mundial en los últimos tiempos y se pueden hacer en México”, señaló Galván Ochoa.

Gracias a esto, indicó Morales Chávez, México podría colocarse como una potencia regional. Sin embargo, señaló que para esto el país tiene que apostar por una infraestructura adecuada.

“Sí se podría [que México sea potencia], siempre y cuando la idea de Estados Unidos lo permitiera. Porque quieras o no, nosotros estamos en el marco del T-MEC y dentro del marco del T-MEC, el líder es EEUU. Nosotros giramos en torno a él”, sentenció.

La inversión extranjera directa en México ha crecido de manera importante. Durante los primeros seis meses de 2022, las autoridades mexicanas reportaron una cifra preliminar de inversión extranjera directa (IED) de 27.511,6 millones de dólares, cifra histórica.

“Desde que se lleva el registro en los últimos tiempos, nunca se había recibido tanta inversión foránea como este primer semestre del año”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado mes de agosto.

Fuente: Sputnik

Check Also

Autoridad de Excelencia y Creatividad lanza el Campeonato Nacional de Robótica 2023

Damasco, 04 feb (SANA)   La Autoridad de Excelencia y Creatividad lanzó hoy el Campeonato Nacional …