Una nueva colonia israelí en las afueras de la sitiada Franja de Gaza presagia desastres humanitarios

Jerusalén ocupada, 10 ene (SANA)  Hace un mes la ocupación israelí finalizó la construcción de un muro de hormigón y acero alrededor de la Franja de Gaza para endurecer su asedio que lleva ya más de 15 años, lo que convirtió a la Franja en la más grande prisión al aire libre del mundo donde más de dos millones de palestinos malviven en medio de duras condiciones.

Hoy para colmo la ocupación anuncia su intención de establecer un nuevo asentamiento en el este de la Franja para estrangularla y saquear sus recursos hídricos y agrícolas.

El nuevo asentamiento forma el núcleo de cientos de unidades de vivienda que la ocupación planea establecer en los próximos años y es una consagración de la judaización, que está aumentando rápidamente en un intento de crear nuevos hechos consumados sobre el terreno.

En una declaración al reportero de SANA, Mohsen Abu Ramadan, director del Centro Árabe para el Desarrollo Agrícola, indicó que el asentamiento es una continuación del muro de hormigón armado que se extiende desde Beit Hanoun en el norte hasta Rafah en el sur, con una longitud de 65 km, una altura de 6 a 10 metros y una profundidad de 25 metros.

El investigador de derechos humanos Hussein Hammad señaló que con el nuevo muro la ocupación impide a los palestinos cultivar el 35 por ciento de sus tierras que eran una fuente de ingresos para más de 20 mil agricultores, y explicó que la ocupación convirtió las zonas orientales de la Franja de Gaza en trampas mortales para los agricultores.

Hammad explicó que la ocupación llevó a cabo 664 ataques contra agricultores en el este de la Franja de Gaza durante el año pasado, y arrasó 1660 hectáreas de cultivos, causando irreparables pérdidas a los agricultores.

El especialista en asuntos ambientales, Tawfiq al-Banesh, indicó que el asentamiento se agrega a un cinturón de 50 colonias en las cercanías de la Franja de Gaza, que en los últimos años ha una devastado la flora y la fauna.

Al-Banish indicó que la ocupación contaminó deliberadamente el medio ambiente terrestre y marino de la Franja en flagrante violación de las leyes internacionales.

La miembro del Buró Político del Frente Popular para la Liberación de Palestina Maryam Abu Daqqa confirmó que la ocupación convirtió a la Franja de Gaza en una gran prisión rodeada de muros de hormigón, asentamientos y torres de vigilancia militares utilizadas para matar a niños, mujeres y agricultores.

A su vez, el miembro del Buró Político del Partido del Pueblo Palestino, Talaat Al-Safadi, explicó que la ocupación continúa profundizando la crisis ambiental, sanitaria y económica en la Franja de Gaza mediante el uso de todas las herramientas prohibidas en flagrante violación de las normas internacionales.

Señaló que más de 2,1 millones en la Franja de Gaza viven en condiciones trágicas donde la ocupación ha destruido todos los medios básicos de vida, ya que el desempleo, la pobreza y la inseguridad alimentaria han aumentado gravemente, mientras que la comunidad internacional guarda silencio y se contenta con emitir tímidas declaraciones de condena a las prácticas criminales de la ocupación contra el pueblo palestino.

rsh/ah

Check Also

Anuncian nuevo proyecto de playa popular en Jableh, Siria

Latakia, 14 ago (SANA)  El ministro de Turismo, Mohamed Rami Radwan Martini, colocó la primera …