Destrucción Sistemática de la infraestructura en Siria por parte de los mercenarios turcos

Damasco, SANA

La destrucción de la termoeléctrica de Zaizoun en Idleb por parte de las agrupaciones mercenarias no es una novedad pues forma parte de los crímenes contra la infraestructura en el país a manos de los mercenarios del régimen turco desde hace años.

Hace unos días elementos del denominado Partido del Turquestán completaron la destrucción de la central eléctrica de Zaizoun con dinamitar su torre de refrigeración, en cumplimiento de los deseos del régimen turco de saquear los bienes de Siria y su infraestructura.

La instalación que fue puesta en servicio en 1998 fue objeto a lo largo de los años de la guerra de actos de robo y saqueo sistemáticos que alcanzaron los dispositivos electrónicos, los equipamientos gigantes y los motores bajo supervisión de técnicos turcos que cruzaron la frontera para esta tarea y trasladaron todo esto en camiones hacia Turquía.

La planta, una de las más potentes en el país, se erigía en Zaizoun cerca del municipio de Jesser al-Shougour, y constaba de tres complejos de generadores de 128 megavatios cada uno y funcionan con combustible líquido y gas.

Las redes de irrigación no se salvaron tampoco pues agrupaciones hostiles desmantelaron las tuberías metálicas en la zona agrícola de al-Ghab y las contrabandearon hacia Turquía.

Las tropas de ocupación turcas y sus marionetas cortaron el agua potable a centenares de miles de ciudadanos en la ciudad de Hasakeh y su campo occidental, ello mediante la interrupción del bombeo desde la planta de Aluk.

Estos actos de bandidaje se añaden al desmantelamiento y robo de miles de fábricas, factorías, talleres y transformadores eléctricos, además del saqueo de miles de vehículos estatales que en su mayor parte eran llevados a los mercados turcos y vendidos a precios baratos.

F.M

Check Also

El minuto a minuto sobre la operación militar en Ucrania

Moscú, 28 sep (SANA) 🇷🇺Dos civiles resultan heridos por bombardeo ucraniano contra Donetsk 🇷🇺Antonov: Occidente …